La fuente de la juventud en 20 alimentos

berries tomate Manzanascafeychocolate

 

El mito de la fuente de la juventud desde la historia de Herodoto hoy en día se vuelve realidad, gracias a las investigaciones de Gary Williamson en la universidad de Leeds (1), quien encontró los 20 alimentos esenciales para, vivir, mantenerse joven y sano.

Estos 20 alimentos deben ser incorporados a la dieta para lograr disminuir o retardar el proceso de envejecimiento.

La manzana es, sin duda, una de las frutas más populares y nutritivas, aporta grandes cantidades de antioxidantes, boro (indispensable para tener un sistema óseo fuerte) y queracetina, que protege a las células cerebrales del daño de los radicales libres.

Las moras son una de las frutas que contienen más fibra. Por este motivo, son grandes aliadas de la buena digestión y del adecuado funcionamiento intestinal, además, poseen mucha vitamina C, que funciona como un antioxidante y fortalece al sistema inmune.

El té tiene casi nada de sodio, grasas y calorías. Por ello, es particularmente recomendable para quienes tienen hipertensión o desean tener un mejor peso. Por otra parte, esta infusión posee muchos antioxidantes; esta propiedad es la que le confiere su calidad de “fuente de juventud”.

Estudios recientes han demostrado que los arándanos son las frutas capaces de ejercer el mayor efecto antioxidante. Pero no solo nos ayudan a rejuvenecer, sino también a eliminar la grasa abdominal y prevenir la hipertensión.

Este vegetal con forma de arbusto es sumamente beneficioso porque ayuda aprevenir el cáncer, mejora el aspecto de la piel, protege al corazón, fortalece el sistema óseo y ayuda a prevenir la anemia.

El consumo de salvado contribuye a equilibrar los niveles de colesterol y aumenta la sensación de saciedad, por lo que es muy útil para bajar de peso. Asimismo, consolida la salud cardiovascular y reduce los riesgos de padecer ataques cardíacos y derrames cerebrales.

Las cerezas también son muy ricas en antioxidantes, por lo que contribuyen a retrasar el envejecimiento celular. También, ayudan a prevenir el cáncer y las enfermedades cardíacas. Como si esto fuera poco, tienen un bajo tenor graso y aportan tan solo 4 calorías por unidad.

No te dejes engañar por el tamaño de los tomates cherry, pues a pesar de esta particularidad, son tan nutritivos como los tomates estándar. De hecho, aportan cantidades significativas de vitamina C, fibras y proteínas. Además, cuentan con grandes proporciones de licopeno, un antioxidante que disminuye los riesgos de padecer enfermedades derivadas de la degeneración celular.

Beber café es un verdadero placer, pero también es muy saludable. Esto se debe a que disminuye el riesgo de desarrollar cáncer de hígado y de colon, reduce las posibilidades de desarrollar diabetes del tipo 2 y Parkinson, por contener una alto nivel de antioxidantes, retrasa el envejecimiento.

El chocolate negro es, quizá, uno de los grandes manjares del mundo gastronómico, además, es un alimento muy saludable para nuestra salud, en tanto mejora el flujo sanguíneo, refuerza las habilidades del pensamiento, mejora la función cognitiva y aporta muchas vitaminas y minerales.

No solo el té negro es ideal para rejuvenecer, el té verde también tiene lo suyo, inhibe el crecimiento de las células cancerígenas, protege la salud dental y reduce los niveles de colesterol. También es utilizado para tratar los dolores de cabeza y la depresión.

Las naranjas son muy útiles para equilibrar los niveles de colesterol. Por otra parte, aportan diversos tipos de antioxidantes y grandes dosis de vitamina A –indispensable para mantener las membranas mucosas, la piel y la vista en excelente estado.

El durazno es muy rico en vitamina C, B9, B1, B2 y E. Es muy bueno para el tratamiento de enfermedades infecciosas, para prevenir dolencias cardiovasculares y la anemia. El durazno es muy empleado para aliviar los dolores reumáticos y cólicos abdominales.

Las ciruelas son grandes poseedoras de antioxidantes, contribuyen a prevenir daños neuronales. Por otra parte, benefician la digestión y ayudan a prevenir la artritis, el reuma, el cáncer de colon y el estreñimiento.

Por su considerable contenido de ácido elágico, las frambuesas contribuyen a prevenir el cáncer. También, aportan mucha vitamina C, su consumo evita la aparición de las “manchas de la edad” y la decoloración de la piel.

El resveratrol de las uvas rejuvenece y reduce los riesgos de padecer enfermedades cerebrales como el Alzheimer, estas frutas son también muy útiles para la prevención de enfermedades cardíacas y la reducción de los niveles de colesterol en sangre.

Sí, las cebollas también nos ayudan a rejuvenecer, previenen la hipertensión, fortalecen el sistema inmunológico, reducen las inflamaciones, son un poderoso diurético y nos protegen de muchas enfermedades cardiovasculares gracias a sus flavonoides.

Las espinacas contienen mucha fibra y son un excelente antioxidante. Esto se debe a que impide que los radicales libres terminen por dañar a nuestras células. Además, aporta mucha vitamina K, nutriente indispensable para contar con huesos sanos y fuertes.

El sabor de las fresas es francamente inigualable y sus beneficios para la salud, también. Estas exquisitas frutas aportan fibra dietética, alivian los trastornos inflamatorios, mejoran el flujo sanguíneo, previenen las enfermedades cardiovasculares y oculares.

El agua es uno de los alimentos más esenciales para conservar la vida. Esta sustancia cristalina mejora el estado de nuestra piel, nos ayuda a evitar la retención de líquidos y contribuye a una pérdida de peso de forma saludable.

Si aun no tienes estos 20 alimentos dentro de tu dieta, comienza a incorporarlos, disfruta de ellos y sus beneficios.

 

1 Fererencia: http://vivirsalud.imujer.com/2008/10/22/veinte-alimentos-esenciales-para-vivir

 

 

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*


*